Moratorias Previsionales Vigentes: ¿A qué plan conviene adherirse? Primera Nota

Imagen de Dra. Veronica Ardiles
28 Ene 2016 - 15:58
50395 lecturas
64 comentarios
Opine sobre este artículo
Imprimir

Actualmente se encuentran vigentes dos moratorias previsionales para que el trabajador pueda adherirse a un plan de facilidades de pago y así regularizar deuda pendiente de pago, estas son: el Régimen de la Ley Nº 24.476 y el Régimen de la Ley Nº 26.970.

Si bien ambas moratorias previsionales se realizan mediante el sistema liquidador de AFIP denominado “SICAM”, y para ello se debe contar con una clave fiscal, existen diferencias sustanciales entre ambas, las que serán enunciadas a continuación, con el objeto de que cada trabajador independiente, con deuda a regularizar, pueda determinar qué plan de facilidades de pago le resulta más conveniente, de acuerdo a las particularidades de su caso.

A través del Decreto N° 1454/2005, el 7 de diciembre de 2005 se publicó en el Boletín Oficial (B.O.) la moratoria previsional de la Ley Nº 24.476, dando origen a la denominada “moratoria de amas de casa”, con el fin de asegurarles a los trabajadores autónomos un procedimiento que les permita regularizar la deuda existente al 30/09/1993 inclusive, en un plan de hasta 60 cuotas fijas y obtener un beneficio previsional, siempre y cuando cumpliese con los requisitos establecidos en la Ley N° 24.241.

Casi una década más tarde, el 10/09/2014 se publicó en el B.O. la nueva Moratoria Previsional Ley Nº 26.970, que permite incluir obligaciones devengadas hasta el mes de diciembre de 2003 inclusive, con intereses resarcitorios devengados hasta la fecha de consolidación de la misma, también en un plan de hasta 60 cuotas cuyos importes se adecuarán semestralmente mediante la aplicación del índice de movilidad establecido por el artículo 32 de la ley 24.241 y sus modificatorias. La tasa de interés de financiamiento será del uno con treinta y cinco centésimos (1,35%) mensual, conforme lo establece el articulo 5 de la norma.

Aquí ya encontramos algunas de las diferencias de mayor relevancia entre ambos regimenes de facilidades de pago, dado que si bien la nueva Moratoria Previsional consolida deuda a intereses de mayor valor, y tiene una cuota de monto “variable”, ésta permite regularizar deuda por 10 años y 3 meses más que con la moratoria de la Ley 24.476, que sólo consolida deuda hasta el mensual 09/1993.

Otra de las diferencias que surgen entre el plan de pagos de la Ley Nº 24.476 y el de la Ley Nº 26.970 es que la nueva moratoria previsional exige al trabajador que para poder adherirse, tenga la edad jubilatoria requerida en el articulo 19 de la Ley Nº 24.241 (60 años de edad las mujeres y 65 los hombres). En cambio, para el régimen de facilidades de pago de la Ley Nº 24.476 puede adherirse cualquier trabajador autónomo a fin de regularizar su deuda, independientemente de la edad que posea.

En ambas moratorias, para los pedidos de Pensión por Fallecimiento los derechohabientes previsionales del trabajador autónomo o monotributista fallecido mencionados en el artículo 53 de la Ley Nº 24.241 y sus modificatorias, debe tener inscripción previa al deceso del causante en calidad de trabajador autónomo o monotributista formalizada y registrada en ANSES o AFIP, según el período que corresponda. Lo mismo ocurre en los casos de Retiro Por Invalidez, donde el peticionante debe tener una inscripción previa en calidad de trabajador autónomo o monotributista formalizada y registrada ANSES o AFIP, según el período que corresponda.

Por otra parte, mientras que en los casos de adhesión la moratoria previsional prevista en la Ley Nº 24.476 no se exige evaluación patrimonial alguna; en la moratoria de la Ley Nº 26.970, ANSES realiza una evaluación socioeconómica del peticionante en interconexión con la AFIP. Ello así porque dentro del propio texto de la nueva moratoria previsional, se especifica que está dirigida a los trabajadores que por su situación patrimonial o socioeconómica no pueden acceder a otros regímenes de regularización vigentes.

En cuanto a la “Fecha Inicial de Pago”, que es desde cuándo la persona cobrará su beneficio previsional, mientras que con la Ley N° 26.970, la Fecha Inicial de Pago, será la correspondiente al primer día del mes inmediato posterior al de la fecha de pago de la primera cuota del plan de facilidades aceptado por el trabajador; con la moratoria Ley N° 24.476, en las prestaciones de jubilación y Retiro por Invalidez la Fecha Inicial de Pago será la de la liquidación SICAM siempre que entre ésta y la fecha de solicitud del turno no hayan transcurrido más de 45 días y que a dicha fecha el solicitante cumpla con los requisitos exigidos por Ley N° 24.241 para el otorgamiento de la prestación solicitada.

En ambos casos, cuando se soliciten prestaciones previsionales, una vez abonada la/s cuota/s con vencimiento previo al inicio del trámite, el monto de las siguiente/s cuota/s será detraído por ANSES de los importes correspondientes a las prestaciones que se otorguen.

Es dable señalar que el beneficio previsional que se otorga en el marco de la Ley Nº 26.970 resulta incompatible con el goce de otra prestación previsional de cualquier naturaleza (contributiva o no contributiva) incluyendo retiros y planes sociales, salvo en el caso en que la única prestación que el titular perciba a la fecha de solicitud fuera contributiva y su importe no supere el del haber previsional mínimo vigente a la fecha de solicitud de la prestación (Art. 9).
En tanto que para la moratoria Ley N° 24.476, la limitación se encuentra dada por la Resolución N° 884/06, que en su artículo 4 dispone que quienes se adhieran a esta moratoria y se encuentren percibiendo cualquier tipo de plan social, pensión graciable o no contributiva, jubilación, pensión o retiro civil, militar o policial, ya sean nacionales, provinciales o municipales, sólo adquirirán derecho al cobro del beneficio previsional a partir de la cancelación total de la deuda reconocida, siempre cumplan la totalidad de los requisitos exigidos por la Ley Nº 24.241 para su otorgamiento, sin perjuicio de las incompatibilidades entre beneficios previsionales vigentes.

Resulta de especial importancia, señalar que el Régimen de Facilidades de Pago de la Ley Nº 24.476 no tiene fecha de caducidad, no así el de la Ley Nº 26.970, en cuyo artículo 1º se precisa una vigencia de 2 años a partir de su entrada en vigor, por consiguiente, su fecha de vencimiento operaría el 18/09/2016.

En conclusión, para determinar qué plan resulta más conveniente es importante tener presente que la adhesión a uno u otro plan de facilidades de pago, dependerá de la situación particular de cada trabajador. Mientras que para algunos resultará más conveniente la adhesión a la moratoria de la Ley Nº 26.970 para regularizar deuda incluyendo períodos adeudados hasta 12/2003; para otros, será más beneficioso adherirse a un plan de facilidades de pago en cuotas fijas, como el que ofrece la Ley Nº 24.476.


Fundación Liga del Consorcista de la Propiedad Horizontal

[email protected]

[email protected]

Montevideo 764 piso 11 A y C, Ciudad de Buenos Aires [ mapa]
4811-9836 || 4816-5111

Sugerencias sobre el sitio? Contáctese con nuestro webmaster

Fundación Liga del Consorcista de la Propiedad Horizontal

emails:
[email protected]
[email protected]

Montevideo 764 piso 11 A y C, Ciudad de Buenos Aires

4811.9836
4816.5111


Sugerencias sobre el sitio? Contáctese con nuestro webmaster